Reseña: El juego de la mariposa - Katrine Engberg

lunes, 17 de mayo de 2021

Glasvinge
Katrine Engberg
Maeva Noir - 2021
380 páginas
21,90 €
Tras el hallazgo del cadáver de una mujer en la fuente de una de las plazas más céntricas de Copenhague, el inspector Jeppe Kørner lidera la investigación de un caso que tiene en vilo a la ciudad.

Esta vez no puede contar con la ayuda de su colega Anette Werner, de baja tras una inesperada maternidad a la que no logra acostumbrarse. Y tampoco con la de su amiga, la escritora Esther de Laurenti, que se olvida del bloqueo creativo que la tenía preocupada y se siente motivada gracias a un nuevo vecino.

Pronto Kørner se da de bruces con una institución para jóvenes con problemas psiquiátricos que están a cargo de personas que tienen su propia idea de lo que significa cuidar de los demás.

El último evento presencial que tuvimos en Barcelona antes de la pandemia fue el organizado por la editorial Maeva para presentarnos a una nueva autora danesa, Katrine Engberg, de la que iban a publicar el primer libro de una nueva serie policíaca.
Muchas veces he dicho que este género es uno de los que se me atragantan, ya que no consigo encontrar libros que me sorprendan y que no me resulten predecibles.
La estrategia del cocodrilo fue una de mis lecturas del confinamiento y me sorprendió bastante, ya que no sólo era un poco macabro, como la fama precede a los autores nórdicos, si no que consiguió que no acertara quién era el asesino.

Ahora, un año después, volvemos a reencontrarnos con los mismos personajes para adentrarnos en un nuevo caso en Copenhague.
Esta vez se trata de una mujer que es encontrada muerta en una fuente de la ciudad. El inspector Jeppe Kørner comienza una investigación que le lleva hasta una institución psiquiátrica para jóvenes, en la que muchos secretos llevan años escondidos.
Pero tendrá que darse prisa ya que este asesinato no será el único relacionado con este centro psiquiátrico.

La verdad es que este segundo libro me ha gustado más que el primero y es que la autora ha tratado temas que me han parecido muy interesantes.
Tiene una crítica social muy necesaria y de la que no se habla demasiado, lo que no quiere decir que no suceda.
No sólo habla de las enfermedades mentales en jóvenes, si no también de las instituciones en las que son tratados y las personas que los tienen a su cargo.
Y es que para mí suma puntos si la novela no se centra sólo en un asesino, si no que ahonda en el sistema y pone de manifiesto según que prácticas.

Por otro lado, la investigación se va desarrollando poco a poco, descubriendo pequeñas pruebas que van llevando a revelaciones, secretos que salen a la luz e información crucial para resolver el caso.
Creo que está todo bien conectado, sin dejar nada en el aire y llegando a un final bastante satisfactorio en el que no hay nada sacado de manga.
Además, de nuevo, no he conseguido averiguar al asesino, aunque sí que era uno de mis sospechosos. Eso sí, debería de releerme el libro para ver si he pasado por alto alguna pista que me hubiese llevado a descubrirlo.

Otra de las cosas que me gusta mucho de Katrine Engberg es la ambientación de sus libros.
Las historias están ambientadas en Copenhague y consigue que quieras ir a la ciudad y visites todas esas calles y edificios que nombra que, aunque no los conozcas, puedes imaginarte perfectamente. Además, le da ese tono oscuro, frío y lluvioso que tanto le pega a la ciudad (especialmente en invierno, meses en los que se desarrolla) y que es muy acorde a los asesinatos que tienen lugar.

También conseguimos conocer en más profundidad a los personajes. Sus vidas se van desarrollando y evolucionando paralelamente a la investigación del caso, cada uno con sus propios problemas y preocupaciones, aunque sin ensombrecer el caso principal.
Jeppe con una nueva relación con la que está empezando, Anette con su nueva maternidad a la que le cuesta habituarse y Esther de Laurenti en su nuevo hogar en el que conoce a un vecino por el que se siente atraída. Quizá esta última ha sido la trama secundaria que menos me ha interesado, pero al no tener gran peso no me ha molestado mucho.

El juego de la mariposa es un nuevo caso de asesinatos en la ciudad de Copenhague. Una novela negra bien construida, nada predecible, que incluye denuncia social y en la que vamos conociendo más de las vidas de los personajes.
Ya tengo ganas de saber qué nos deparará al siguiente.

*Con la colaboración de Maeva*

6 comentarios :

LadyIsabella dijo...

Hola, no soy mucho de leer este género, pero la novela tiene muy buena pinta y podría dar un cambio a mis lecturas, sin duda la anotaré para tenerla en cuenta en el futuro. Muchas gracias por la reseña.
Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

Marya dijo...

¡Hola! Yo en los libros de este tipo necesito no saber quién es el asesino hasta el final porque si resulta predecible me desengancho y no lo disfruto. Se ve una historia interesante, también por esa parte de denuncia social. Un besote :)

La Estantería de Valeria dijo...

¡Hola! Me encantan estos libros, porque me hace sentir como un verdadero detective jajaja. Lo tendré muy en cuenta. Besos ♥

Paula dijo...

¡Hola! Jo, esta serie me salió el otro día en Goodreads y me apetece un montón leerla. Soy bastante fan de las historias policiacas nórdicas, aunque suelo consumir más series que novelas y está tiene super buena pinta. Además hace tiempo que quiero visitar Dinamarca y Copenhague en particular así que tiene la atmósfera perfecta. A ver si me hago pronto con la primera parte. Me alegro de que te haya gustado incluso más esta! :)

Carolina dijo...

Hola.
Este libro lo voy a dejar pasar, no me llama mucho y ademas tengo demasiados pendientes y quiero centrarme en ellos. Gracias por la reseña.
Nos leemos.

Jardines de papel dijo...

¡Hola!
Pues me alegra leer que esta segunda parte te ha gustado más que la primera, eso siempre es bueno. La verdad es que no me importaría adentrarme en estos libros, la ambientación me va a gustar y seguro que me sorprende la trama.
Un beso :).