Reseña: El lado perdido - Sally Green

miércoles, 25 de mayo de 2016

Half Lost
Sally Green
Océano Gran Travesía - 2016
363 páginas
16,95 €
Después de que la Alianza quedara prácticamente destruida, Nathan se vio obligado a ser partícipe del más doloroso crimen. Ahora su sed de venganza es cegadora. No le deja dormir, sus visiones están bañadas en sangre y no descansará hasta aniquilar a todos los que han hecho de su vida un infierno.
Pero como ha sucedido desde el principio, Nathan tendrá que tomar partido,
No sólo en el combate final entre los dos bandos enfrentados en el exterior, sino también entre los dos lados que luchan dentro de él. De su decisión dependerá lo que ocurra, y sólo él tiene el poder para que todo arda o para que una esperanza pueda nacer.
Parece ser que este es el año de finalizar muchas de mis trilogías favoritas.
Ahora le ha llegado el turno a la esperada última parte de El lado oscuro, una saga de brujos que se aleja bastante de lo establecido.
Después de una segunda parte trepidante, con una trama llena de giros, Sally Green ha decidido hacer una tercera parte más calmada y profundizando muchísimo más en los personajes y sus sentimientos.

Mientras se va fraguando poco a poco la guerra entre los Brujos Negros y los Brujos Blancos, Nathan tiene que hacer frente a las consecuencias de sus últimos actos. Los remordimientos, la culpa y el miedo a convertirse en aquello que siempre ha despreciado, lo persiguen desde entonces.
Es cuando se verá obligado a averiguar quién es realmente, independientemente de quiénes fueron sus padres.
Aun así, el sentimiento de venganza no lo abandonará y estará dispuesto a todo para conseguir su objetivo sin importar cómo ni lo que le cueste.

Gabriel, por otra parte, sigue siendo su roca, la única persona que lo acepta tal y como es, la que le dice todo, aunque no quiera oírlo.
Su amistad es auténtica y honesta, de esas prácticamente inquebrantables y os aseguro que el libro está repleto de momentazos entre los dos. Nos van a hacer sufrir, suspirar, temer y rezar para que todo termine como queremos.

Algo que me ha gustado mucho de esta trilogía es el triángulo amoroso que ha creado la autora, un triángulo en el que los personajes no tienen colgada ninguna etiqueta.
Los sentimientos que va experimentando Nathan son tratados de forma natural, sin intentar justificarlo ni definiendo su orientación sexual.
Y eso es algo de agradecer, sobretodo en la literatura juvenil.

No voy a mentir, me ha sorprendido al ver que la acción queda relegada a un segundo plano. Siempre piensas, al leer un final de este tipo, que va a estar repleta de tensión, luchas, violencia y todo este tipo de situaciones que se dan en una guerra.
Pero realmente esa parte es la menos importante. Como ya he comentado, la evolución de Nathan como personaje, sus sentimientos, su lucha interna, su búsqueda, es lo primordial en este libro.

Ya sabéis que siento predilección por las historias en las que se analizan bien a los protagonistas ya que consigue que comprendamos y conectemos con ellos, así que ya os podéis imaginar lo mucho que he disfrutado esta parte.
Además, algo que también he notado es que Sally Green ha evolucionado mucho como escritora. Del primer libro a este he visto una mejora que ha ido en aumento en todos los aspectos y he notado aquí una escritura más cuidada, detallada, madura y delicada, consiguiendo transmitir muchísimo con sólo unas pocas frases.

Las estrategias, las tácticas y la preparación para el enfrentamiento estarán también presentes, pero es cierto que la batalla final sabe a poco. Y eso, quizá, ha sido el único pero que he podido encontrarle a la novela, ya que me hubiera gustado tener algunos capítulos más para desarrollarla plenamente.
Es en los últimos capítulos donde se concentra toda la acción, con lo que son bastante intensos.
A pesar de que parece que se soluciona algo rápido para mi gusto, ya os digo que no faltarán las sorpresas, el sufrimiento, el miedo, la angustia… en fin, que no nos lo pondrá nada fácil.

El lado perdido es una tercera parte que podría resumir como una novela intensa y profunda emocionalmente. No sólo por cómo la autora ha ahondado en los protagonistas, especialmente Nathan, y sus sentimientos, si no por su narración, mucho más sentimental y emocional.

*Con la colaboración de Océano Gran Travesía*

16 comentarios :

Sary dijo...

Coincido mucho contigo, sobretodo respecto a Nathan y Gabriel y cómo la autora ha desarrollado deliciosamente estos personajes. Ha sido una trilogía bestial.
Besos!

Sara G Sandoval dijo...

Siento decirte que no he leído la reseña...Tengo tantas ganas de leer estos libros, que no quiero comerme ningún spoiler. Pero me volveré a pasar cuando haya leído o vaya a leer este tercer libro:)
¡Un beso y felices lecturas!

Mandy Books dijo...

Me alegro que disfrutaras de la saga y el final estuviera a la altura, lo tengo por leer asi que espero que no tarde en caer.

besos

Mary-chan dijo...

¡Hola! ^^
Me causan muchísima curiosidad estos libros, y me encantan sus portadas. Tengo ganas de leerlos, pero tampoco quiero empezar otra trilogía en estos momentos, así que estoy indecisa >.<

Besitos!

Neus dijo...

Por el estilo y tal, creo que me podría gustar
lo tendré en cuenta y lo añadiré a la lista eterna que tengo de pendientes
un beesito

Paula Colin dijo...

¡Hola!
Yo ya me muero de ganas de leer esta tercera parte *-* Espero poder comprarlo pronto.
Un abrazo.

Claudia Green dijo...

A ver si me animo a leer el primero, que tienen muy buena pinta :D

Bemelë 32 dijo...

Estoy deseando adentrarme en estos libros y disfrutarlos tanto como tú. La verdad es que ahora que han salido todos los tomos no tengo escusa para ponerme con ellos ^-^


¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ! :):)

Esther Langdon dijo...

Paso de puntillas, a ver si empiezo esta saga :)

Laura Ever dijo...

¡Hola! no he empezado a leer esta saga pero la tengo pendiente ya que me han hablado muy bien de ella.
Besos.

LadyIsabella dijo...

Hola, aunque el libro parece interesante no creo que lo lea ya que tengo demasiados pendientes y quiero despejarme un poco.
Un beso.

Sandra M dijo...

Hola!!
Pues fíjate que con este libro me pasa una cosa muy curiosa. Cuando salió tenía muchas ganas de leerlo, quizás el verlo en todos los lados contribuyó a ello, no sé... Pero poco a poco se me han ido quitando las ganas. No descarto leerlos, pero no sé cuando será :D
Gracias por la reseña!
Besos <33

Mariana Sardanelli dijo...

Hola! leí un poco por arriba porque en mi país recién está saliendo El lado salvaje >-< la verdad es que me enganché tanto con el primer libro que ya quiero leer los otros dos *-* me alegra que te haya gustado, porque eso me motiva a seguirla jaja en fin, un abrazo fuerte y te invito a mi blog♥

Sandra dijo...

¡Hola guapa! Yo también agradezco libros para poder profundizar en los personajes pero no sé si lo veo bien en un final de trilogía cuando ha tenido dos más por delante. Todavía no lo he leído, sigo esperando la llegada del libro, pero que la batalla final quede relegada por los sentimientos y el conocimiento de los personajes... creo que me va a decepcionar por esa parte. no obstante, es cierto que la trilogía es una pasada, de las pocas que sobresalen hoy en día. ¡Un besote! <3

Lesincele dijo...

No quería animarme con esta trilogía por no añadir más a mis pendientes pero me da que voy a caer
Un beso!

Words Of Books dijo...

Hola! Tengo los tres libros en casita y ahora que ya está completa fijo que muy pronto los leeré porque he leído muy buenas opiniones de esta trilogía y siempre me gustó todo lo que tiene magia :D

besos!