Reseña: La hija olvidada - Joanna Goodman

lunes, 15 de noviembre de 2021

The Forgotten Daughter
Joanna Goodman
Umbriel - 2021
414 páginas
18 EUR

En 1992, las facciones francocanadienses reavivan la lucha para obtener la independencia de Quebec, y la bella y salvaje Veronique Fortin, hija de un radical separatista condenado por el secuestro y asesinato de un prominente político en 1970, ha abrazado la causa de su padre. Así que es la más sorprendida al enamorarse de James Phénix, un periodista de descendencia francocanadiense que se opone al separatismo de Quebec. Su historia de amor es tan apasionada como turbulenta, mientras se debaten en una lucha constante entre el amor y la moral.

Al mismo tiempo, la hermana mayor de James, Elodie Phénix, una de las huérfanas de Duplessis, se involucra en una coalición que reclama justicia e indemnizaciones por el sufrimiento vivido en los años 50, cuando los orfanatos de Quebec fueron convertidos en hospitales psiquiátricos; un atroz acto político del primer ministro de Canadá, Maurice Duplessis, que afectó a 5.000 niños.

Veronique es la única persona en la que Elodie puede confiar mientras lucha por que se haga justicia y revive el trauma que sufrió; mientras que Elodie se convierte en una hermana para Veronique, que sigue con la lucha por el legado de su familia.

Con cada libro que leo de Joanna Goodman me reafirmo en que es una autora de las imprescindibles si te gustan las novelas históricas.
Sus libros siempre están basados en hechos que sucedieron de verdad, aunque sus personajes sean ficticios, pero contándolo de una forma muy amena, con lo que consigue entretener y divulgar. Además son sucesos bastante recientes, con lo que es aún más sorprendente ver que no conocemos tanto sobre nuestra historia reciente.
La hija olvidada es una continuación de la primera novela que se publicó en España, El hogar de niñas indeseadas, y, aunque se puede leer de forma independiente sin ningún problema, recomiendo leer el primero para tener un conocimiento más amplio del tema que se trata. 

Ambientado en los primeros años de la década de los 90, la protagonista es Veronique Fortin, hija de un defensor de la independencia de Québec condenado por el asesinato de un político en los años 70, la cual sigue sus mismas creencias.
Pero su vida se pondrá patas arriba cuando conozca a James Phénix, un periodista que opina todo lo contrario que ella, y del que se enamorará perdidamente.
Por otro lado, la hermana mayor de James, Elodie, es una de las huérfanas de Duplessis y se unirá a más víctimas de aquellos orfanatos para reclamar indemnizaciones y justicia por lo que les hicieron pasar.

A pesar de lo que pueda parecer, este libro se centra más en Veronique y James, y todo el tema de la independencia de Québec, que en la historia de Elodie y el proceso judicial que lleva a cabo, una parte que acaba siendo más secundaria.
La autora nos cuenta aquellos años en los que se realizó un segundo referéndum para decidir si Québec se independizaba de Canadá y todo lo que este proceso pudo ocasionar en muchas familias.
Y la verdad es que viviendo en una comunidad autónoma en la que el tema de la independencia ha tenido un gran peso en los últimos años, he visto que muchas de las situaciones que se vivieron allí también han pasado aquí.
Me ha gustado mucho cómo la autora ha reflejado cómo la población se dividió entre los que estaban a favor y en contra y cómo eso afectó y rompió a muchas familias y relaciones.
A pesar de que ya se hizo un referéndum años antes, ese sentimiento seguía estando presente en gran parte de la sociedad, unas creencias que muchos llevaron al extremo, llegando a no diferenciar lo que estaba bien de lo que estaba mal y dispuestos a hacer lo que fuera para conseguir su objetivo.
Algo que destaco es que la autora es totalmente neutral, sin posicionarse a favor de un bando o de otro, simplemente narrando una situación política que afectó a la sociedad quebequense durante años.
Es cierto que me costó simpatizar con Veronique ya que me resultó una chica bastante inmadura al principio, pero tiene una buena evolución durante el libro y me encantó toda la parte centrada en su padre y el pasado de él (especialmente la revelación final, por cierto)
Y, aunque la relación de Veronique y James me pareciera algo precipitada, acaba siendo lo de menos, ya que lo realmente importante es ver si dos personas con opiniones tan opuestas pueden conseguir sacar adelante su relación.

Por otro lado tenemos esa trama secundaria centrada en Elodie, personaje que si has leído El hogar de niñas indeseadas conoces perfectamente.
Su historia se aleja totalmente de la trama principal y se centra en los juicios de los huérfanos que estuvieron en orfanatos convertidos en centros psiquiátricos en los años 50.
Junto a otras personas que pasaron lo mismo que ella, se unen para denunciar al estado y la Iglesia y pedir responsabilidades por lo que pasaron, algo que no tendrán nada fácil.
Aunque su historia quedó cerrada en el anterior libro, era necesario saber qué les pasó a los responsables y si llegaron a pagar por lo que hicieron y cómo. Y aquí encontraremos respuestas a todas esas preguntas.
Es una parte más dura ya que vemos cómo acabaron muchos de aquellos niños al salir de esas instituciones, cómo fueron ignorados y dejados sin importarles a nadie su futuro.
Ya os digo que es bastante indignante y vergonzoso y me sigue alucinando que todo aquello pasara sólo hace unas pocas décadas y que casi no se haya hablado de ello.

La hija olvidada es otro libro de Joanna Goodman que disfruto y que espero que no sea el último. Una historia más política que los anteriores, pero que no pierde esa trama más humana, con personajes reales y dando a conocer hechos que están quedando silenciados.  

*Con la colaboración de Umbriel*

7 comentarios :

Atrapada dijo...

Me encantó el anterior libro y no ha sido hasta que he comenzado a ver el libro en blogger que me he dado cuenta que era la misma autora, sin duda soy despistada para estas cosas y tengo que leerlo porque parece que me gustará =)

Irene M dijo...

Holaaaaa!!

Pues no tengo controlada a esta autora pero si que me gusta la histórica, así que no puede ser esto jajaja
Además, me llama bastante el contexto de esta novela, me encanta que mezcle historia y política con una trama más humana :)

Besos!

Lourdes Mateo Pérez dijo...

Me encanta las novelas históricas, no conozco a la autora pero por lo que cuentas la voy a incluir entre mis pendientes, creo que me gustará. Besos.

Maribel dijo...

No conocía esta historia ni la anterior, pero admito que has sabido captar mi atención sobre ellas.
Me ha sorprendido que hables de novela histórica y esta en concreto transcurra en 1992... de golpe, me has hecho sentir muy vieja, jajaja!
Besos!

Marya dijo...

¡Hola! Yo también flipé mucho con algunas de las cosas que leí, me parece un completo horror lo que tuvieron que vivir esos pobres niños. La historia está muy bien documentada y eso ayuda mucho a que resulte todo todavía más impactante. Me gustó. Un besote :)

Valeria - La estantería de Valeria dijo...

¡Holaaa! Uff, parece ser un libro bastante fuerte que trata temas bastante duros y que podría tocar a cualquier lector. Me lo apunto a ver qué tal.
Besoss ♥

Ana (LovelyReads) dijo...

No he leído nada de la autora, pero desde ya me lo apunto porque este género me encanta y no hay nada que me guste más que el que una historia esté basada en hechos reales *-* Además, este libro en concreto me llama mucho la atención. No he leído nada ambientado en Québec, así que... :3
¡Nos leemos!