Reseña: Un perro - Alejandro Palomas

miércoles, 27 de enero de 2016

Un perro
Alejando Palomas
Destino - 2016
335 páginas
18,90 €
«R estaba sentado en la alfombra, junto a la cama, exactamente como le había visto la noche de la tormenta que un año antes nos había cambiado la vida a los dos. Me miraba fijamente y jadeaba, inmóvil, como cuando en verano se tumba al sol en la terraza, envuelto en calor.»

Sentados en una cafetería una tarde de principios de verano, Fer y su madre, Amalia, esperan una llamada que no llega. Durante las horas siguientes, Fer hará lo imposible por ocultar lo que se esconde tras esa temida llamada que puede hacer añicos la calma que se ha instalado en la familia desde que, siendo apenas un cachorro, R llegó a su vida. Pero quizá esa calma sea más precaria de lo que parece. Cuando el teléfono por fin suena, la noche traerá consigo una inesperada compañía, y con ella llegarán un torrente de confesiones, verdades que quizá no lo eran tanto y las cinco letras de un nombre que, tirando del álbum familiar, Fer deberá atreverse a invocar para que la vida vuelva a mostrarle, a él y a los suyos, su mejor versión.
Un perro no es solo el retrato del fascinante vínculo entre un hombre y su perro, sino también un remolino de emociones en el que confluyen una mirada tierna y cruda al universo familiar y un homenaje al amor en todas sus manifestaciones.

Un perro ha sido la primera toma de contacto que he tenido con Alejandro Palomas, autor del que había oído hablar más que bien, y ya os digo que no va a ser la última.
Que tuviera tanta ganas de descubrir por mí misma todo aquello que tanto han destacado, la sencillez y el realismo de sus historias, y que este libro tuviera como tema principal las relaciones entre dueños y perros, fue lo que me acabó de animar para no demorarlo más.

Cierto es que no tenía ni idea de que los protagonistas fueran los mismos de los de sus anteriores libros (error mío) pero, realmente, a excepción de alguna cosilla que me imagino que se habló en los otros, se puede leer perfectamente sin ningún problema.

Fer es el protagonista de esta tierna historia que se desarrolla en el transcurso de una noche.
Se encuentra en un bar, haciendo tiempo mientras espera una llamada que puede hacer cambiar su vida una vez más, cuando se cruza su madre, Amalia, que decide sentarse con él y compartir un rato juntos.
Durante horas irán recordando momentos vividos, pasados y presentes, sentimientos reprimidos, mirarán con perspectiva todo aquello que interpretaron de una manera en su momento y, lo que es más importante, se irán sincerando, viéndose con otros ojos y comprendiendo a unos y a otros.

La familia de Fer, porque luego harán acto de presencia sus hermanas también, es como cualquier otra familia. Han vivido sus cosas buenas y sus cosas malas, se quieren con locura pero también se han dicho cosas que han ofendido o que han herido, y, a pesar de que se preocupan los unos por los otros, muchas veces no han acabado de demostrar todo el apoyo que la otra persona necesitaba.

El autor escribe de una manera muy sencilla, sin grandes florituras, directa, pero a la vez transmitiendo mucho, haciéndo al lector partícipe de la historia, y casi, casi que te sientes uno más de ese grupo.
Gracias a esos flashbacks y recuerdos, se van conociendo poco a poco a los diferentes personajes:
A la encantadora y despistada Amalia, que, aunque a veces me exasperaba cuando se iba por la tangente, me ganó al completo con su bondad y cariño (y también al nombrar a ese guapo veterinario de Australia que sale en la tele. Sí, yo también he estado enganchada a él)
Fer, el más pequeño, pero también el más inseguro, el más cerrado y al que le cuesta más confiar y abrir totalmente su corazón.
Después está Silvia, la maniática del orden y del control; la dulce Emma, siempre intentando mantener la calma y aportando serenidad al grupo y, por supuesto, R, ese miembro de la familia peludo y de cuatro patas.

Ha habido tantos momentos en los que me he indentificado con lo que iba leyendo. Ya no sólo viendo las diferentes interacciones entre los personajes, todos nos hemos sentido alguna vez como ellos, si no también al expresar lo que un animal de compañia, un perro en este caso, puede llegar a hacernos sentir.
Es una oda al amor por los animales en toda regla.
Todos los que tenemos, o hemos tenido, uno en nuestras casas, nos vamos a sentir totalmente indentificados al ver reflejado en estas páginas cómo se van haciendo poco a poco los dueños de nuestras casas y, al final de nuestros corazones, llegándonos a preocupar, a querer e, incluso, a sufrir con ellos y por ellos como si fuera una persona más.

Alejandro Palomas ha conseguido que me encariñe con la familia de Fer y que la sienta como la mía propia gracias a crear a unos personajes cercanos y muy humanos.
Un perro ha sido una lectura conmovedora y llena de sentimientos, en la que es imposible no derramar alguna lagrimilla (a mí me pilló de vuelta a casa y tuve que hacer todo lo posible para disimular).

*Con la colaboración de Destino*

19 comentarios :

MeriiXún dijo...

Hola^^
Pues tengo otro libro del autor pendiente de leer y cuando lo haga, si me gusta, estoy segura de que no tardaré en hacerme con este pues no pinta nada mal y creo que podría gustarme mucho.
un besote guapa!

mydreamsmya dijo...

¡Hola! no lo he leído, pero tampoco me llama demasiado así que de momento no creo que lo lea.
Un beso.

Mandy Books dijo...

Hola, tengo curiosidad por leer algo de este autor que esta cosechando muy buenas criticas!

MonTse dijo...

¡Lo quiero! Se que voy a amarlo cuando lo lea <3
Besos

LaEmperatriz dijo...

No conocía al autor pero he visto este libro por muchos blogs y me ha llamado la atención. Lo pongo en mi lista porque si dices que se puede leer sin haber leído los anteriores genial, y encima el argumento me parece precioso.

Besos,
~El Club de las Sebaduras~
~El Imperio de las Bellotas~

Espe dijo...

Ojala lo consiga pronto porque cada vez le tengo más ganas, gracias por la reseña.
Un beso

Sara G Sandoval dijo...

Me hacen mucha gracia los títulos de sus libros, son muy simples pero tienen gancho. Solo he leído de él Un hijo, y me gustó muchísimo, tiene una profundidad y una dulzura excepcional. Estoy deseando leer algo suyo de nuevo, y esta puede ser una gran opción:)
¡Un beso y felices lecturas!

Nube Cleyra dijo...

Hola!
El año pasado leí Una madre y me gustó mucho más de lo que esperaba, es un libro precioso. No sabía que los personajes de este libro eran los mismos.
Besos

Lau Rhead dijo...

Hola! Lo he visto pero no termina de llamarme la atención así que lo dejaré pasar. Un beso y gracias por la reseña!

Valquiria dijo...

Tiene bastante buena pinta y disfruté mucho de Un hijo así que probablemente lea este también ^^
¡Un beso!

Jeny (Lectora de sueños) dijo...

¡Hola! Había oído hablar de esta novela, pero nunca le presté demasiada atención, pero tras leer tu reseña y ver cómo te ha gustado, tengo que pillármelo y leerlo, porque estoy segura de que me gustará. Y cómo has dicho que los que tengan o tenían perros en sus casas, se sentirán identificados, me lo tengo que leer sí o sí, yo tengo un perrito en casa que me tiene cómo loca y que da vida a mi casa ♥_♥ Realmente, te ha quedado una reseña preciosa y muy emotiva :)

¡Un besito!^^

Words Of Books dijo...

¡Holaa!
Pues no me llama demasiado este libro, pero me alegro muchísimo de que te haya gustado :)
Un besooo

Jessie Carstairs dijo...

Hola bonita :)
Aunque no se mire nada mal, por el momento lo dejaré pasar, demasiados pendientes ya que no me dejan respirar xD Gracias por la reseña, me alegra que lo hayas disfrutado ^^
Besoss

Mich Herondale dijo...

¡Hola!
Pues la verdad es que pinta muy bien, y a mi desde la portada me llamo mucho, así que en cuanto lo vea, trataré de ver si puedo hacerme con él :)

¡Un abrazo! ^^

Mónica Br. dijo...

Me han recomendado mucho a este autor y veo que esta última novela que ha publicado te ha gustado mucho. No sé si empezaré con esta o con otra anterior, pero seguro que pronto leo algo suyo.

¡Mua!

La orilla de los libros dijo...

Me alegro que te haya gustado, a mi me enamoró demasiado jeje. Un beso

Patt R. dijo...

¡Hooooooli!
Este libro es tan cuqui y la madre es tan cuqui también (?) Me hubiera gustado seguir leyendo y sabiendo más; como transcurre la vida de Fer y sus hermanas.
PD: no sabía que esa serie del veterinario existiera :o
Un beso fea :3

Clara dijo...

Hola guapa, pues no conocía a este autor, pero ya he visto que varias habéis estado hablando de este libro en los blogs. Pero solo digo que con lo del perro a mi ya me tiene ganada, a lo mejor le doy una oportunidad, un besote!

La estación de las letras dijo...

Hola, no he leído nada del autor, pero en general las tramas de sus novelas no me atraen para nada.
Besos